Este proceso es para personas que se merecen y que eligen sacar lo mejor de ellos para regalárselo al mundo


Teddy Arbe


Teddy Arbe

Decidí hacer el taller cuando una amiga me invito en el año 2012, pero más que la invitación lo que me motivo a llevarlo fue la transformación personal que yo notaba en ella, entonces yo dije que también quería eso. Hice el taller cuando recién había cumplido 18 años, Life entro a mi vida en el momento preciso, cuando pensaba que en mi vida no encontraría orden ni libertad , cuando tenía miedo de tomar decisiones por miedo a fracasar y peor aun cuando no sabía que los fracasos existían para aprender, levantarte y sacar algo de ellos.

Viví un proceso maravilloso desde el principio, rompí todos los paradigmas que me estaban limitando para lograr lo que quiero uno de ellos, la edad. Todas las herramientas que adquirí son mi principal arma para seguir alcanzado mis sueños, que poco a poco se van cumpliendo. Mis relaciones comenzaron a mejorar notablemente y mi entorno comenzó a cuestionar que había detrás de ese “cambio” y la respuesta es sencilla, este taller no cambia a nadie, mucho menos hace milagros, este proceso es para personas que se merecen y que eligen sacar lo mejor de ellos para regalárselo al mundo y eso lo entendí cuando varias personas de mi entorno hicieron el taller. Lo que me llevo son muchas cosas, pero en especial el agradecimiento por contagiarme de una visión que hoy en día me apasiona. Acá encontré mi verdadera vocación y me encontré con la persona que fui, soy y seré realmente, con mi esencia. Hice muchos lazos de verdadera y sincera amistad y sobre todo de aprendizaje. Hoy miro hacia atrás y me sorprendo de lo que genere y vengo generando desde hace dos años hasta ahora.

Ahora cada decisión que tomo lo hago con total responsabilidad y libertad, siempre disfrutando de lo maravillosa que es la vida y todo lo que tiene para regalarte.



Carrito

Ver carrito