Seis Consejos para elegir un Coach de Negocios

Escrito por on 3 septiembre, 2014

¿Qué es el coaching corporativo de todos modos?

Me hacen esa pregunta todo el tiempo, y honestamente, la respuesta es bastante blanda. En la economía actual de “ayudantes” (como Warren Buffet sarcásticamente acuñó), un coach (entrenador) puede desempeñar el papel de consultor, instructor caja de resonancia o lo que sea para “ayudar” a gerentes, ejecutivos y empresarios necesitan para aumentar su desempeño, o simplemente superar una situación adversa.


No hay una fuente de datos comparables. No existe un organismo regulador de entrenadores. Como dije: blandita. Entonces, ¿cómo saber si un entrenador es el adecuado para usted?
Comience con lo que, en concreto, cree que necesita. Si usted desea mejorar su comportamiento ejecutivo general, céntrese en alguien que se especialice en eso. (Marshall Goldsmith ha escrito extensamente sobre el tema.) ¿Necesitas ayuda para hablar en público? Echa un vistazo a Nick Morgan, autor de “Trabajar La Habitación”. Hay entrenadores para todo, la clave es saber cómo separar el trigo de la paja.

Aquí hay seis puntos a recordar:

 

A los entrenadores no se les paga para hacer
que la gente se sienta bien.
entrenadores
Ningún golfista paga $100 la hora por un entrenador de swing que grite “bravo” mientras golpea las bolas en un campo de prácticas. Los entrenadores legítimos ofrecen críticas incisivas y técnicas útiles para mejorar su juego. Si su entrenador alaba más de lo que critica, su objetivo es convertirse en una renta vitalicia, no ayudarte a mejorar.

 

Los entrenadores respetan las fronteras coach corporativoentre los terrenos profesionales y personales. Es fácil que usted y su entrenador desarrollen sentimientos positivos entre ustedes, especialmente si el entrenador ha demostrado ser verdaderamente eficaz. Algunos entrenadores pueden comenzar a verte como un amigo primero y luego como empleador. Esto diluye el coaching. Evite esta desviación del trabajo.

 

Los entrenadores no son intermediarios.entrenador intermediario
He pasado muchos años ayudando a los líderes de las corporaciones, firmas de abogados y empresas nuevas aprender a modular su ira y comunicar su desagrado.Sin embargo, no actué como un intermediario cuando las cosas se complicaban. Esa no es la ayuda que estas personas necesitan, y de hecho, actuar como intermediario sólo exacerba el problema. Si su entrenador ofrece a llenar el vacío en su nombre, muéstrale la puerta de salida.

 

Los buenos entrenadores nunca dicen chismes.entrenador
Hay una enorme tentación para el entrenador de un ejecutivo poderoso de decir: “Mira, cuando el Gran Tipo y yo estuvimos hablando el otro día…” Los entrenadores que sucumben a los chismes son demasiado inseguros para ser eficaces (y esto es ser generoso). Si abren la boca, cierra la tuya y márchate.

 

Cuidado con las ventas.
coaching ventasEl hecho de que su entrenador ha le haya ayudado a convertirse en un orador cautivante no significa que él sabe un pepino acerca de técnicas de gestión. Si un entrenador empieza a venderle servicios adicionales que están claramente más allá de su alcance en el coaching gerencial, y muchos lo hacen, educadamente dé un paso al costado.

 

Los entrenadores no son directores de vida.
Si no recuerda ninguna otra cosa al contratar a un entrenadoresentrenador, que sea esta: los entrenadores efectivos no dictan su sabiduría de lo alto. Los mejores ofrecen aliento, observación, las ideas, y dejan que sus clientes tomen sus propias decisiones. Si escucha a un entrenador decir: “Usted debe hacer esto,” una cosa es cierta: Él o ella no tiene ni idea.

 

 

 


Tagged as , ,




Carrito

Ver carrito