Taller de parejas: 5 secretos para una relación a largo plazo exitosa 1

Taller de parejas: 5 secretos para una relación a largo plazo exitosa

Se han escrito cientos o más artículos sobre cómo tener una relación o un matrimonio a largo plazo exitosa, pero ninguno parece capturar algunos de los ingredientes fundamentales que encontramos importantes en una relación. Esta es la verdad, el taller de pareja desde nuestra experiencia.

Sin embargo, antes de comenzar, es importante despejar un mito común: las relaciones son (y deben ser) fáciles. Esto es simplemente falso. Las cosas siempre parecen mejores en la vida de las demás personas porque pocas comparten la verdad sobre la cantidad de trabajo que se necesita en una relación (esto es lo porqué el 50 % de los matrimonios terminan en divorcio). Las relaciones, incluso las mejores en el mundo, requieren atención, alimentación y trabajo constante. Si puedes entender y aceptar la necesidad de atención y trabajo constante en tu relación, has comenzado en la dirección correcta.

1. Compromiso

Las relaciones no son sólo hablar sino también dar. Si te das cuenta que no estás dando mucho o te sientes molesto por lo mucho que das y lo poco que recibes, puedes estar en una relación desigual donde un lado toma más de lo que da.

Por ejemplo, a veces, las parejas creen erróneamente que el “amor” les ayudará a lidiar con cualquier problema que surja y si la otra persona ama de verdad, hará lo que le pidas. Sin embargo, las personas son independientes respecto a sus necesidades y personalidades únicas. Sólo porque hemos encontrado a alguien con la que queremos pasar nuestra vida no significa que debamos dejar de lado nuestra identidad en el proceso.

2. Comunicación

Las relaciones nacen y mueren no por la espada, sino por la cantidad de discusiones. Si dos personas no pueden encontrar una forma de comunicar sus necesidades y sentimientos a la otra persona de manera abierta y honesta, la relación no tiene muchas probabilidades de durar mucho. Las parejas deben encontrar una forma de comunicarse regular, abierta y directamente.

Esto no significa esperar a que haya una pelea para decirle a esa persona importante cuánto te molesta que tire la ropa al piso en vez de al cesto de la ropa sucia. Significa decirle cuando lo necesitas y hacerlo de forma respetuosa y asertiva.

3. Escoge las batallas con cuidado

Luego del matrimonio o cuando dos personas se van a vivir juntas, las parejas tienden a descubrir casi la misma cosa no importa quién sea. Se dan cuenta que son dos personas diferentes y que vivir juntos es más difícil de lo que alguna vez alguien les dijo. El amor conquista muchas cosas, pero no iguala vivir todos los días con otro ser humano (en especial si has vivido años viviendo solo).

Prepárate para este reto al escoger los argumentos que quieres convertir en una batalla. Por ejemplo, ¿realmente quisieres empezar una pelea por la tapa del cepillo de dientes o por cuán limpia está la ducha? O te gustaría reservar esa energía para las discusiones sobre finanzas, los niños y la trayectoria laboral (las cosas que en verdad importan a una persona). Demasiadas parejas pelean y discuten por las cosas más tontas, en especial cuando se ponen en contexto problemas de real importancia.

4. No ocultes tus necesidades

A veces, al comenzar una relación a largo plazo, nos colocamos en segundo lugar, detrás de los deseos y de las necesidades de la otra persona. Podemos dejar de trabajar para criar un bebé y acordar mudarnos a otra ciudad para ayudar en el trabajo a esa persona importante. Y esto está bien, pero primero necesitas ser realista contigo mismo si tales cosas te importan o no. Si lo hacen, necesitas encontrar una forma de comunicar esas necesidades a tu pareja y comprometerte cuando sea posible.

Dos personas rara vez tendrán exactamente los mismos deseos en la vida. Eso es una fantasía. En su lugar, espera que algunas veces sus dos caminos se separarán. Expresa tus necesidades en esos momentos cruciales, pero siempre encuentra la manera de hacerlo con respeto y con mente abierta.

5. No subestimes la importancia de la confianza y de la honestidad

Diferentes personas tiene diferentes áreas de preocupación, pero casi todos valoran, por sobre todo, la confianza y la honestidad de su pareja. ¿Por qué? porque tu pareja es la única personas en la cual quieres depender a largo plazo, sin preguntas o dudas.

Las cosas pequeñas en las que esa persona importante no ha sido honesta por completo no deben ser exageradas porque, virtualmente, todos dicen pequeñas mentiras blancas (en especial cuando aún tienen citas). En su lugar, enfócate en las cosas grandes, como si te dice que es un abogado y descubres que nunca ha estado en el Colegio de Abogados o te dice que le gusta los niños, pero luego insiste en nunca tener uno.

Las relaciones fuertes son como una buena conversación con alguien a quien admiras, confías y estimas. Las relaciones siempre están cambiando, comprometiendo, premiando de forma maravillosa y, a veces, sorprendiendo. Sin embargo, con el objetivo de continuar la conversación porque quieres ver lo que la otra persona tiene que decir, debes respetar la opinión de esa persona importante cuando no estás de acuerdo con ella.

Y, al igual que una buena conversación, también es necesario trabajar para mantener tu parte. Necesitas mostrar atención y alimentar la relación de manera constante, así como alimentarías cualquier cosa que valoras en la vida. No te casas y luego ahí acaba todo. De hecho, el matrimonio es sólo el comienzo de un largo proceso de aprendizaje a comunicarse de forma abierta y honesta con otra persona con respeto y cariño.

Si estás dispuesto a esto y sigues los consejos que life.pe te ofrece, estarás en el camino de tener una relación o matrimonio exitoso. Pero recuerda, se necesitan dos para bailar tango. Comparte estos consejos con esa persona importante o cónyuge y úsalos como una oportunidad para comenzar la conversación de tu vida.