liderazgo-en-adolescentes

Cinco lecciones para desarrollar el liderazgo en adolescentes

Desarrollar el liderazgo en adolescentes no solo ayudará a desarrollar habilidades de liderazgo en ti mismo, sino que encontrarás formas de ayudar a adolescentes a ayudar a otros adolescentes en su viaje de liderazgo.

El reto para la mayoría de padres, profesores y consejeros es conocer lo que creen sobre el liderazgo. Si creemos que el liderazgo es decir a las personas qué hacer, es difícil guiar su entendimiento sobre lo que es el verdadero liderazgo. Los adolescentes aprenden mejor con el ejemplo.

En life.pe ofrecemos cinco valiosas ideas que impactarán tu efectividad con los adolescentes.

  1. Explora las emociones: Sin embargo, déjale las decisiones a ellos. Tu labor no es facilitar las cosas a los adolescentes. Por el contrario, debido a que las personas aprenden de los desafíos, es totalmente adecuado que los desafíes. Una de las mejores formas de hacer esto es ayudarles a ver facetas de problemas y opciones que de otra forma no habrían considerado.
  2. Escucha: El hecho de que los adolescentes no estén dispuestos a hablar con adultos no es su culpa, incluso en la mayoría de veces. La verdad es que la mayoría de adultos son terribles escuchando (entre ellos y a adolescentes y niños). Así, si quieres tener la mínima esperanza de que seas escuchado, el primer paso es que aprendas a escuchar de manera efectiva.
  3. No seas el jefe: Cuando las personas piensan sobre liderazgo, con frecuencia piensan en autoridad. Es fácil confundir ambos. Mientras que ejercer autoridad es una habilidad de liderazgo, el verdadero liderazgo no consiste en decir a las personas qué hacer. Ser mandón hará que las personas participen, pero a menudo esa participación será menos que entusiasta. Los miembros del grupo tenderán a esperar instrucciones en lugar de tomar la iniciativa. Así, el jefe pasará el tiempo yendo de aquí para allá, estresándose y diciendo a las personas qué hacer. Enseñar a los líderes adolescentes la diferencia entre líder y jefe será una tarea continua.
  4. Pon límites: Es un cliché bien conocido que los niños necesitan límites e incluso quieren límites. Establecer estos límites es parte de tu rol. Donde la mayoría de adultos se equivocan no es con la colocación de límite, sino con qué ocurre hasta que se alcanza el límite.  Hay una gran tendencia en tratar de controlar la actividad sin importar cuál es el límite y ese control perjudica el desarrollo de liderazgo en los adolescentes. El verdadero reto para ti es permitir que los adolescentes tengan un completo control sobre el grupo siempre y cuando no se alcancen el límite.
  5. Encontrar formar de decir Los adolescentes y los niños escuchan la palabra no todo el tiempo. No es sorpresa por qué muchos dejan de pedir. La realidad es que los adolescentes por lo general son capaces de mucho más de lo que se espera o les permiten hacer. Una parte de enseñar liderazgo es lograr que los adolescentes sean capaces de convertirse en líderes y cumplan tareas. Una de las mejores cosas que puedes hacer para alentar esto es eliminar la palabra no tanto como sea posible de tu vocabulario. Excepto por salud y seguridad y asuntos de normas, la respuesta debe ser siempre alguna variación de la palabra sí.

Estos consejos no son sobre adolescentes, sino cómo nosotros, los adultos, nos relacionamos con los adolescentes. La única herramienta que tenemos para enseñar liderazgo (o cualquier otra cosa) a los adolescentes es el control que tenemos sobre nuestras acciones. Puedes pasar horas preocupándote por lo que están haciendo o por su actitud, pero solo podemos controlar las cosas que hacemos y nuestra propia actitud.

En life.pe ofrecemos talleres de liderazgo para adolescentes, que están dirigidos a jóvenes de entre 13 y 17 años. Para más información sobre este y otros talleres, escríbenos a nuestro formulario de contacto.