Importancia de los talleres de coaching para el desarrollo del liderazgo

Liderazgo y coaching personal

Conforme pasa el tiempo –gracias a la competitividad y continuos cambios que impone el mundo empresarial en estrategias, políticas y métodos de actuar- se ha acrecentado la necesidad de hallar verdaderos líderes en la dirección de las empresas, que sepan afrontar exitosamente todos los retos. Hoy más que nunca se necesitan gerentes y ejecutivos que generen y desarrollen nuevos productos, métodos de comercialización, acciones de valor agregado, ascendencia positiva dentro de capitales humanos, entre otras capacidades que exigen algo más que experiencia técnica, capacidad administrativa y conocimientos de gestión tradicional. Este bonus o punto extra que potencia las cualidades propias del ser humano y lo pone por encima de otros, es lo que se llama liderazgo. ¿Cómo encontrarlo?

El liderazgo no es un producto que se encuentra en una tienda, de oferta en el supermercado o revisando libros en una biblioteca. Es una aptitud para la vida, una forma de elevar la capacidad de trabajo, una noria que dinamiza los atributos de cualquier capital humano en el mundo. Dentro de una organización, el liderazgo es un tema de vital importancia ya que está relacionado con la capacidad de sus gerentes de lograr el éxito o el fracaso, de lograr o no los objetivos establecidos o definidos por las empresas. No estamos hablando del jefe, que simplemente tiene la autoridad para mandar y exigir obediencia de los elementos del grupo. Hablamos del líder, el elemento de inspiración que proporciona orientación para el éxito, que ejerce armónicamente la disciplina, la paciencia, el compromiso, el respeto y la humildad.

Por tanto, el liderazgo es el arte de influenciar, comandar y conducir a personas en pos de un objetivo común, sin importar que parta esto de un líder no oficial (trabajador sin cargo alguno) o uno formal (que ocupa un puesto gerencial). A la larga, ambos buscan lo mismo: forjar una impresión saludable, atraer seguidores, trabajar con un equipo de personas influenciando positivamente en sus actitudes y comportamientos. Si ya sabemos que es el liderazgo, entonces ¿qué es un líder? Es una persona que dirige, gestiona, toma la iniciativa, promueve, motiva, convoca, incentiva y evalúa a un grupo. Por eso destaca nítidamente entre las demás.

 

El coaching: La labor de un coachLa labor de un coaching 

El liderazgo, por suerte, no es un talento que es potestad de unos cuantos elegidos. De hecho, es un comportamiento que puede ejercitarse y perfeccionarse, que puede ser aprendido y practicado por todas las personas que deseen tener las habilidades de un líder, las cuales implican carisma, paciencia, respeto, integridad, conocimiento o inteligencia, disciplina y, sobre todo, la capacidad de influir en los demás. La docencia sobre las actitudes y capacidades respecto al liderazgo vienen de la mano con la práctica del coaching personal, que no es otra cosa que magnificar el potencial de las personas para alcanzar objetivos coherentes y cambios profundos en su productividad y manera de relacionarse con las demás.

Es en este proceso donde destaca nítidamente la figura del coach, el entrenador que es la punta de lanza del liderazgo y que ayuda (sin psicoterapia alguna) a las personas a esclarecer sus metas y a ponerse en camino para alcanzarlas. La relación coach-coachee entonces se establecerá en un marco íntegro de confianza en el otro, donde el primero pondrá su atención en el desarrollo de habilidades que mejoren las distintas áreas de la persona, sea en su vida personal, laboral, etcétera. En ciertos momentos, el coach incluso auxiliará al coachee en torno a que sea consciente de sus insuficiencias para luego estar en mejor posición frente a la consecución de sus objetivos. También ayudará a la persona a sacar lo mejor de sí misma y a buscar el camino que la lleve desde donde está ahora, hasta donde quiere estar.

Para ello, el coach trabaja de manera integral y planificada. Utilizará las técnicas de entrevista personal, el análisis de necesidades previas, la historia de vida, los test descriptivos, proyectivos, narraciones, etcétera. Posteriormente construirá el clima de confianza entre las partes, cimentará la relación coach-cliente, supervisará si hubo mejoras y un real desarrollo del personal entrenado (lo bueno, lo que se necesita mejorar, metas, orden de prioridades en la vida y la forma de integrarla en tu persona, etcétera).

 

La importancia de un taller de coaching

Lo dicho líneas arriba demuestra la importancia de la planificación, la cual queda expresada en la efectiva organización de los talleres de coaching. En Life Perú lo sabemos, por ello nos especializamos en el desarrollo de los recursos humanos, diseñando programas de coaching corporativo dirigidos a generar una comunicación efectiva, el trabajo en equipo, la auto motivación, estimulación a las fuerzas de ventas, identificación con la empresa, enfoque en metas específicas, liderazgo empresarial, coaching de equipo, etc. Asimismo, diseñamos diferentes programas de acuerdo a las necesidades de cada cliente, pudiendo ser desde talleres de un día hasta programas de cuatro meses o más. Utilizando el método vivencial/experiencial, el coaching ontológico y el coaching para la acción, hemos logrado resultados extraordinarios. Diez años de experiencia respaldan nuestros resultados con una amplia cartera de clientes.

Por otro lado, nuestros programas de Liderazgo, Crecimiento Personal, Trabajo en Equipo y Auto Motivación, están basados en la utilización del “coaching para la acción y coaching ontológico” (coaching: entrenamiento-ontología: el ser), método ampliamente reconocido, adoptado y aprovechado por las empresas de vanguardia en el mundo, como eje propulsor del recurso más valioso con el que cuentan las empresas: sus colaboradores. A través de este método, los participantes aprenden que pueden realizar acciones que antes pensaban no poder cumplir, lo cual se logra utilizando el apoyo de técnicas vivenciales y experienciales colectivas y personales guiadas por un profesional en coaching.

Los resultados pueden verse fácilmente. El aporte más importante de este tipo de metodología, es que a través de la propia experiencia se desarrollan nuevas interpretaciones del mismo hecho, mostrando la posibilidad de accionar de una manera distinta. En adelante, el participante tendrá la seguridad de que podrá alcanzar logros que previamente pueden haberle parecido inalcanzables. Esa es la diferencia.

 

Las ventajas de ser un líder Lider

Ser un buen líder agrupa muchas cosas. Se empieza primero con la voluntad de serlo, luego desear un cambio personal que le permita desarrollar y después mejorar tu vida laboral como tu vida personal. Es un paquete completo. Se promueve las mejores relaciones con los seres queridos y con el equipo de trabajo, con las personas que te rodean y con las que laboras diariamente. Es ahí cuando te haces líder. La ventaja de ser un buen líder es que tienes desarrollados tus recursos personales que se traducen en una buena gestión de tu propio tiempo y del tiempo de los demás. La gestión del tiempo es algo importante para un buen líder.

Las otras ventajas de ser un buen líder es que no sueles tener problemas de  relaciones con las personas. Estas involucrado en el desarrollo personal y profesional de cada miembro de tu equipo con el fin de ayudarles a crecer. La preocupación esta en desarrollar el talento de cada una de esas personas con las que trabajas a diario y conectar con tu equipo para responder a sus necesidades más profundas. Ser un buen líder significa tener la capacidad de guiar a tu equipo de trabajo para lograr los objetivos y tener buenos resultados. También es ser más eficiente en todos los ámbitos tanto a nivel personal que profesional.

 

El liderazgo en los adultos Liderazgo en los adultos

Para que en un ambiente laboral de cualquier tipo prospere y expanda sus operaciones, la empresa debe tener como prioridad absoluta un buen liderazgo. Cualquier lugar de trabajo, grande o pequeño, necesita educar a sus líderes en las prácticas de un buen liderazgo. Los líderes de negocios y organizacionales expertos pueden motivar a grupos de trabajo para que logren todos los objetivos y así mejorar la calidad de la experiencia del trabajo en general para todos los empleados.

Los buenos líderes de una compañía o de una organización siempre demostrarán entusiasmo por su trabajo y por su posición de líder en la compañía o en la organización. Este entusiasmo se tornará un recurso agregado de motivación para la gran mayoría de los empleados, mejorará su nivel de producción y su rendimiento en el trabajo en general. Los líderes entusiastas estimulan a que los grupos de trabajo lleguen a un objetivo en común y a que mejoren el ambiente de trabajo.

Grandes líderes en una organización o en un trabajo pueden armonizar los objetivos de la organización o del ámbito laboral con los objetivos e intereses de los empleados. La armonización también engloba la habilidad de un buen líder para resolver conflictos dentro de sus ámbitos entre diferentes grupos de personas. Los mejores líderes pueden crear una clase especial de armonía entre los empleados y los dueños u operadores de una compañía o una organización.

 

El liderazgo en los niños y adolescentesLiderazgo en los niños

Por supuesto que desde chico se puede cultivar el liderazgo. El criar a un niño sin resaltar las diferencias sociales y culturales de quienes lo rodean hacen que se forme tolerante y respetuoso, cualidades consideradas fundamentales para dirigir un grupo. Para lograr que el niño desarrolle estas virtudes se recomienda que los padres hablen constantemente con sus hijos sobre temas de actualidad mundial, dándoles a entender que los problemas de las personas en otros países son tan importantes como los que ellos sufren y que de este modo crezcan sus ganas de ayudar y guiar a sus semejantes.

Por otro lado, los padres de un niño líder deben analizar junto con él lo positivo de su cualidad de liderazgo y demostrarle todo lo que puede conseguir si canaliza bien su capacidad de movilizar a otros. Para conseguirlo, los padres deben guiarlo -por ejemplo- en el tema de la solidaridad, de manera que tenga siempre presente a los demás y pueda entender que a través de su capacidad de liderazgo, es posible ayudar a las personas que lo necesitan y servir al mismo tiempo a la sociedad.

Sin embargo, hay que apuntar que el liderazgo de un niño debe ser inculcado de manera natural, sin imposiciones, ya que la independencia es otra cualidad importante de un líder. Por esto se recomienda que no se obligue a los niños para que escojan una determinada carrera, sino que los impulsen para que sean los mejores en lo que escojan y que se comprometan a salir adelante. Los niños que crecen sintiendo el afecto y la libertad de crecer sin imposiciones, llegan a tener una noción más grande del mundo y de sus semejantes. Un líder que no tenga ese sentimiento social desde chico, le costará más trabajo ser un líder cuando sea grande.

La base fundamental de toda empresa es el talento humano. Es por esta razón que los Talleres y Programas Corporativos LIFE PERÚ se enfocan en el crecimiento de los colaboradores apoyándolos a través del coaching hacia la consecución de los objetivos empresariales. Buscamos que los capitales humanos sean conscientes de sus reales habilidades y crean en sí mismos, en su poder de cambio, y en su capital importancia para el futuro de una empresa. Cuando todos entienden que al mejorarse a sí mismos, generan al mismo tiempo una cadena de beneficio global, una meta se cumple inevitablemente: la del éxito. Permítanos demostrarle el camino.