El impacto en la sociedad del buen liderazgo

Escrito por on 11 diciembre, 2015

Cuando las personas hablan sobre liderazgo, mayormente quieren aprender cómo ser un buen líder en el trabajo. El liderazgo corporativo  es un de los temas de moda en el mundo, y todos quieren aprender cómo convertirse en millonario y ser el mejor jefe posible. Sin embargo, el liderazgo no solo se limite al ámbito laboral, se extiende a toda la sociedad. De hecho, el liderazgo empezó como un fenómeno social mucho antes de que evolucionara a uno profesional. Así, muchas de las cualidades actuales de liderazgo a las que aspiran los líderes corporativos y profesionales se basan en los líderes sociales y políticos de antaño.

Los seres humanos son animales sociales y vivir juntos en grandes grupos significa que las personas necesitaron adoptar diferentes roles y alcanzar objetivos con diferentes grupos. Con el fin de dar una estructura a la sociedad y ayudarla a crecer y a desarrollarse, las personas se dividieron naturalmente en líderes y seguidores. Los líderes pavimentaban el camino y se movían de una frontera a otra, dirigiendo a los demás, mientras que los seguidores completaban las tareas asignadas y ayudaban a que ocurran los cambios.

Entender el rol y el impacto del buen liderazgo en la sociedad da lugar a un estudio interesante. Aunque es fácil analizar los efectos del liderazgo en el ambiente laboral, en estructuras pequeñas y fácilmente identificables, analizar cómo afecta el liderazgo positivo en la sociedad es algo complejo. La sociedad es una estructura de muchos fenómenos, con una multitud de fuerzas sociales, elementos y factores en juego todo el tiempo. La sociedad no se limita a algunos objetivos definidos y, en consecuencia, el liderazgo en la sociedad es basto y, a menudo, un fenómeno intangible.

Liderazgo para adoptar el cambio social

El liderazgo es un instrumento para lograr el cambio social. En toda la historia, ya sea para abolir normas sociales, superar males sociales o modernizar la historia, el cambio social hubiera sido imposible sin el tipo correcto de liderazgo. Cuando se trata de movilizar las masas, encender la pasión en las personas hacia un objetivo común y motivar a las personas a actuar hacia dicho objetivo, no sería posible unir a las personas y motivar la acción sin el liderazgo. Una persona tiene que empezar el movimiento, y tal vez no sea un líder profesional, tal vez no tenga que ser un líder político, pero debe tener el carisma para inspirar y motivar a las personas. Un buen ejemplo de tiempos recientes sería Anna Hazare, un ciudadano hindú que inflamó a miles de compatriotas contra las injusticias del sistema político de su país y la rampante corrupción en la sociedad y los políticos. Lanzó uno de los movimientos civiles más grandes que Asia ha visto en mucho tiempo. En términos de cambio social, el líder es el rostro del movimiento, así como la columna vertebral, mientras que las personas forman el corazón y el alma.

Liderazgo para una sociedad positiva y feliz

Es interesante notar que una persona o un pequeño grupo de personas tiene el poder de influenciar cómo millones se sienten. Una sociedad carente de líderes competentes cae invariablemente en la insatisfacción a pequeña escala y en la agitación y la anarquía a gran escala. Un líder que es bueno en lo que hace es capaz de mantener a las personas motivadas e inspiradas, trabaja para el bien común de la sociedad y no solo para su beneficio personal. Cuando las personas tienen fe en sus líderes y sienten que ellos los cuidan, ya sea económica, social o políticamente, están en un mejor estado mental en general. El buen liderazgo crea una sociedad feliz, y una sociedad feliz puede crear una nación fuerte.

Liderazgo para un mejor desempeño laboral

Es muy resaltante que incluso cuando el liderazgo es efectivo en la sociedad, no en un contexto corporativo, tiene gran impacto en la vida profesional de las personas. Cuando una sociedad es liderada por un líder poderoso, positivo e innovador, una de las principales áreas de enfoque es el desarrollo profesional de las personas. No es necesario mencionar que el progreso profesional es necesario para el crecimiento económico y ninguna sociedad puede estar bien sin estabilidad financiera. Por eso, los buenos líderes son aquellos que consideran todos los factores, incluso si su rol está ostensiblemente limitado a un nicho. Un líder positivo siempre será consciente del hecho de que las personas necesitan lograr algo en su capacidad profesional con el fin de liderar la sociedad. En consecuencia, los líderes enfatizarán la importancia de la educación, la elección de la carrera adecuada, el trabajo duro y el enfoque en el desempeño.

Liderazgo para una identidad fortalecida

La mayoría de personas fallan al apreciar cómo un líder común es, con frecuencia, el rostro y símbolo de la sociedad. Cuando las personas eligen a un líder están orgullosas de él, o son puestos bajo el cuidado de un líder que hace un buen trabajo. Hay un sensación de orgullo e identificación con el líder, que también une la sociedad. Un líder efectivo es alguien que la sociedad está feliz con que sea parte de ella, y a su vez, el líder une a la sociedad y le brinda una identidad positiva y común que las personas son felices de poseer. A menudo, las sociedades son recordadas por sus grandes líderes y no por su gente. Es un fenómenos social único que un hombre o una mujer pueda no solo forjar el futuro de varias personas, sino también de hacerlas sentir más cercanas, fortalecer sus vínculos y poseer una identidad común en virtud de ser un líder efectivo.

Life.pe ofrece cursos de liderazgo para adultos y adolescentes con el fin de fortalecer a los futuros líderes de la sociedad. Si tienes alguna consulta sobre nuestros talleres, escríbenos a nuestro formulario de contacto.


Tagged as ,




Carrito

Ver carrito